CONSEJOS NUTRICIONALES

En Dogcat Chile estamos convencidos que alimentar a nuestra mascotas debe ser con la mejor nutrición que podamos brindarle a los peluditos de la casa. Sin embargo a veces la gran cantidad de información, marcas, marketing, publicidad, etc., nos confunden respecto a si estamos alimentando bien o no a nuestra mascota.

Por ello y para apoyarte en tu elección de comida, trataremos de contarte algunos consejos o comentarios generales que te permitan decidir que es lo mejor para tu mascota.

¿CUÁNTO DEBE COMER MI MASCOTA?

Al igual que nosotros, los humanos de nuestras mascotas, existe una gran dispersión de cuánto es lo aconsejable que deban comer nuestros perritos o gatitos. Por ello las tablas de recomendación de consumo de alimentos nacionales, importados, súper premium, premium, estándar o económicos, te entregaran un rango muy amplio, relacionado al peso vivo de tu mascota, su edad, su tamaño, su edad fisiológica y condición corporal.

Algunos tips:

  • En general, tu mascota para saciarse (comer hasta no poder más) puede comer diariamente entre 2,5% a 3,0% de su peso. Por lo tanto suministrar más que eso es botar la plata (y permitir que lleguen hormigas o pájaros)
  • Si tu perro dejó comida en el plato, es bueno que retires el excedente, ya que se humedece en contacto con el aire o al sol. Se suele alimentar colocando alimento sobre el que dejó en el plato, que contiene saliva, polvo, etc., y como nuestros amiguitos son extraordinariamente inteligentes, él los volverá a dejar en el plato, pudiendo provocar problemas de cólicos o incluso problemas intestinales, por lo que si dejó poco, mejor eliminarlo y lavar el recipiente. No confundir con que nuestro perro dejó la mitad o más, en ese caso quiere decir que no comió y lo hará más tarde o estás dándole en exceso.
  • Lo ideal es dividir la alimentación en dos porciones diarias. Si no puedes porque estás fuera todo el día y solo le puedes dar una vez en el día, trata de alimentarlo cuándo llegues, más que dejarle el plato servido e irte, ya que en general se ponen tristes cuándo te vas (no comen) y muy felices cuándo llegas.
  • Si puedes alimentarlos dos veces al día, trata de que coincida con las horas en las que tú mismo comes, para que asocie horarios de comida
  • Si tu mascota come poco, a veces no come y en general se encuentra bien de peso y no está enfermo, puede que simplemente no quiera comer más o que se haya aburrido de la fórmula que le suministras. Esto no es malo en sí, simplemente él sabe que puede conseguir “otros” alimentos y por ende se pone regodeón. Si quieres que esto no ocurra, debes ser estricto en no darle “otros” alimentos o picoteos de la cocina, etc. Siempre puedes hacerlo, pero después no le pidas a él que entienda por qué no lo haces siempre. Recuerda que son extremadamente rutinarios. Incluso hay días en la semana (sábado y domingo por ejemplo) en que pueden salirse de la “dieta” y esos días ellos sabrán perfectamente que les “toca” comer “golosinas”.
  • Muchas veces una dieta que les gusta mucho al inicio, se la comen con ansias, con el paso de los días ya no les genera tanto placer. Esto es normal. Piensa en cuál es el plato que más te gusta? ok. Ahora piensa, podrías comer a la noche y mañana el mismo plato que más te gusta? ok. Ahora piensa, podrías comer todos los días de tu vida el mismo plato que más te gusta? Probablemente no, lo mismo ocurre con nuestras mascotas, saben que hay otras alternativas. Para que no les aburra un alimento, lo mejor es suministrar porciones adecuadas, no en exceso y conservar la frescura del alimento, manteniendo la bolsa bien cerrada en lugar fresco y seco.

¿QUÉ DIETA ES MEJOR PARA MI MASCOTA?

Esta pregunta que nos atormenta mucho cuándo no sabemos bien que dieta suministrar a nuestras mascotas, y que generalmente somos bombardeados con marketing para comprar una marca u otra, nos lleva a darte algunos tips que debes tener presente.

  • Siempre se asocia el precio a la calidad. Así asociamos que un alimento de alto precio es de mejor calidad. Lo relevante es fijarse en sus ingredientes. Dado que nuestras mascotas son eminentemente carnívoras, los alimentos poseen ingredientes como harinas de carne, harinas de vísceras, solubles proteicos, harinas de ave, etc. que aportan aminoácidos esenciales que no pueden sintetizar y que cumplirán con los requerimientos nutricionales para crecer, jugar, correr y mantenerse. En general las dietas premium y super premium tienen una alta proporción de harinas de carne, pero los fabricantes no indican que porcentaje, ya que su fórmula es “secreta”. Por lo tanto debes fijarte en el orden en que se presentan los ingredientes. Si las harinas de carne van en primer lugar, significa que es el ingrediente con mayor contenido en la fórmula.
  • Alimentos premium, stándar y económicos incluyen altos contenidos de cereales en su formulación, lo que si bien es bien aceptado por todos los perros (salvo alergias específicas y muy poco frecuentes) debes fijarte en el aporte de proteína que ofrece. Altas concentraciones de proteína (sobre 22%) en las dietas son alcanzadas con harinas de carne y granos proteicos, como harinas de soja, gluten de maíz, aminoácidos esenciales u otros que ayudan a mejorar el aporte de aminoácidos esenciales.
  • Muchas veces más que el precio y aporte nutricional, los fabricantes de alimentos utilizan saborizantes, naturales y/o artificiales que hacen atractivo el alimento para tu mascota. Aquí la variedad es infinita, y en general varía incluso en batch de fabricación. Por ello puedes ayudarte con referidos, que te comenten si la dieta le gusta a sus respectivos perros o no. Recuerda lo que comentábamos antes, una dieta nueva en general por la novedad siempre es bien aceptada. Y esa aceptación comienza a caer con el tiempo
  • A veces nuestros peludos encuentran tan buena su dieta habitual, que no puedes cambiársela. Esto es muy común en perros de razas pequeñas, que comen poco. Aquí lo mejor es no cambiar. Si estás obligado a hacerlo, debes hacer una transición lenta, idealmente en 5 días, mezclándole ambas dietas. Si no se puede, al menos un día de mezcla. Podría ocurrir diarreas con el cambio, que si no paran debes suspender el cambio.